Mantenga limpio su horno microondas

Las ventajas y practicidades de un horno microondas son incuestionables. Estos incluyen: calentar y cocinar alimentos rápidamente; sin perder los valores nutricionales, el ahorro de energía y la facilidad de limpieza diaria de la cocina; porque evita la suciedad de las sartenes y la estufa, entre otras ventajas.

Tenemos que tener cuidado con la forma en que llevamos algo de comida al horno de microondas, para que todo este sentido práctico no termine en suciedad y mal olor.

Vea algunos consejos que pueden ayudarlo a usar su horno de microondas a diario.


Evitar salpicaduras en las paredes.

Comprar una tapa específica para horno de microondas es el mejor consejo para evitar estornudos y restos de comida en su electrodoméstico. Se encuentran fácilmente en los supermercados, estas tapas contienen agujeros que permiten el paso del aire, evitando que los alimentos se vean "blandos". Otro consejo más práctico y rápido es la toalla de papel. Tiene el mismo efecto que la tapa específica, solo coloque una hoja de papel en la parte superior del tazón que ingresa al horno de microondas y listo.

Si va a utilizar el electrodoméstico para hervir líquidos, asegúrese de que la cantidad utilizada esté a la mitad del recipiente. Entonces, cuando llegue al proceso de ebullición, no corre el riesgo de que el líquido se derrame en el horno de microondas.

Conveniencia de limpieza

Lo ideal para mantener el microondas siempre impecable es limpiarlo a diario, pero también se requiere una limpieza más profunda cada semana. Para la limpieza externa, use una esponja suave con unas gotas de detergente. Luego limpie con un paño húmedo. La limpieza interna se puede hacer con un paño húmedo y unas gotas de vinagre. Para completar, retire el plato giratorio, lave con un plumero y detergente, enjuague, seque y vuelva a colocar en su lugar. Si por alguna razón el aparato tiene manchas amarillas, es aconsejable usar un algodón húmedo con 20 volúmenes de peróxido de hidrógeno.


Cómo obtener malos olores

Algunos alimentos específicos huelen fuertemente cuando se calientan, pero no hay nada de qué preocuparse. Tenemos algunas técnicas infalibles para eliminar los olores de los alimentos previamente calentados, dejando el horno de microondas listo para un nuevo uso.

Para eliminar el olor a comida del microondas, coloque un tazón pequeño en el aparato y dentro, un vaso de agua con gotas de limón, déjelo a plena potencia durante cuatro minutos y luego limpie el vapor con un paño seco.

Para eliminar completamente el hedor, es necesario utilizar algunos ingredientes específicos. Las palomitas de microondas, por ejemplo, dejan un olor muy fuerte, pero se pueden quitar con una hoja de laurel en un vaso de agua calentada durante tres minutos a plena potencia.

Cuidado al usar el horno microondas

Preste atención al cuidado cuando use el microondas. Los alimentos deben calentarse a la potencia y el tiempo óptimos para no dañar el aparato. La carne y las papas son alimentos que requieren más potencia y tiempo para cocinar que un vaso de leche, por ejemplo.

También recuerde que el horno de microondas se calienta de adentro hacia afuera, así que nunca use recipientes herméticamente cerrados. Otro consejo importante es hacer agujeros en alimentos como huevos, salchichas, tomates y otros si se cocinan enteros. Así, el vapor sale del interior evitando una posible explosión.

Hágalo fácil: Limpiar microondas rápidamente (Enero 2022)


  • Limpieza
  • 1,230